grand theft auto IV (xbox360, ps3)

martes, 2 de diciembre de 2008



Hoy hablaré sobre otro juego que me quiero comprar, y esta vez no es ningún JRPG xD Se trata de Grand Theft Auto IV.
La verdad es que nunca me he hecho con ningún juego de esta saga, pero por primera vez, me llama de verdad la atención uno de ellos, y cuando me lo compre, espero no llevarme ninguna desilusión...
El juego está disponible tanto en X-Box 360 como en Playstation 3, y salió no hace mucho tiempo, por lo que es fácil de encontrar en las tiendas. De todas formas, los GTa siempre son fáciles de encontrar, tengan el tiempo que tengan, así que por eso no hay problema.
De todas formas, seguramente me espere a que salga por 30 euros, ya que al no ser un JRPG y ser la primera vez que me haga con uno de la saga, no me fio demasiado de que vaya atraer.
Bien, y ahora, como siempre hago, pongo información sacada de internet, algunas imágenes, y un video al final para los que le gusten ver las cosas en movimiento.


Información sacada de Meristation: En la primera hora de Granf Theft Auto IV se comprende algo vital; no encontramos un impacto inicial igual al que GTA III causó de forma imborrable en los seguidores de la serie al levantar un mundo tridimensional desde unas simples 2D, pero se percibe que la ciudad está viva en una forma cualitativamente diferente a lo que hemos visto hasta ahora. La metrópolis no gira en torno al personaje, si no que es el personaje el que debe adaptarse a una urbe que sigue imparablemente su ritmo. Más adelante queda claro de la misma manera que el refinamiento y mejora de una base jugable contrastada son igualmente válidos para considerar a un videojuego una obra maestra. GTA IV lo es sin presentar innovaciones que vayan a causar un punto de inflexión, aunque sí experimenta por primera vez lo suficiente con multitud de elementos que con toda seguridad serán copiados en el futuro.


Su éxito reside en la excelencia de cada uno de sus diferentes apartados y en el compromiso de sus creadores, que sin lugar a dudas y como los grandes virtuosos, disfrutan con aquello que hacen. Gráficamente colosal, acallando las voces dubitativas respecto a su solvencia manejando un entorno tan minucioso, amplio y repleto de cientos de IAs independientes. Impresionante en el sonido, con una grandísima banda sonora que ilustra la actualidad con temazos y canciones licenciadas y un doblaje de Hollywood en versión original, sumando el valor añadido de las dicciones y acentos de cada etnia, imposibles de recrear en castellano. E imbatible en lo jugable, como experiencia interminable para un jugador apoyándose en la historia, misiones paralelas y actividades recreativas, capaces en conjunto de darle una duración de años, y por primera vez para un GTA de sobremesa, con opciones multijugador a través de Internet, tanto competitivas como cooperativas, y la puntilla del contenido descargable en Xbox 360. Por si no ha quedado claro, estamos frente a una de las más grandes producciones que ha dado el ocio electrónico en la última década.


Argumento:
El guión de GTA IV es tan nutrido, profundo y refleja una realidad -distorsionada- que perfectamente podría estar firmado por maestros del género criminal cinematográfico como Scorsesse o Coppola. Niko Bellic, el antihéroe de esta historia, es un exmiliciano yugoslavo que llega a Liberty City huyendo de un pasado -vendí a gente, trafiqué con gente, maté a gente- y persiguiendo un futuro mejor alentado por las mentiras en forma de delirios de su primo Roman. Un hombre muy lejos de su Serbia natal, atrapado entre los remordimientos que le provocan sus pecados, su intención de ganarse la vida honradamente y la cruda realidad de delinquir para poder subsistir. Y no precisamente en el sentido económicamente más estricto. Con su determinación estoica, inquebrantables reglas y formidables habilidades militares, Niko irá ascendiendo involuntariamente en la escena criminal de la ciudad, cobrando protagonismo como 'especialista en solucionar problemas' y viéndose envuelto en alianzas, traiciones, chantajes y enemistades que terminan finalmente poniendo precio a su cabeza.



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada