Kane wo narashite - Bonnie Pink (Traducción)

miércoles, 7 de octubre de 2009


Hace ya tiempo que puse la primera traducción que hice de un video musical japonés, así que hoy he decidido poner otro. En este caso se trata de "Kane wo narashite", de Bonnie Pink. Aunque la que he traducido es la versión japonesa, hay que decir que también existe una en inglés, titulada "Ring a bell" (vamos, la traducción de "Kane wo narashite" tal cual).
Como otro dato interesante que seguro que muchos ya sabréis, este tema es el principal en el videojuego de X-Box 360 (y próximamente también en Playstation 3), "Tales of Vesperia", juego que por cierto me quiero comprar pero aún no pude xD
En fin, sin más, ya os dejo tanto con el video como con la traducción que he hecho desde el japonés. Y recuerdo que si alguien quiere usar dicha traducción para usarla en el video, que me avise antes~~ Venga, hasta la próxima, que será para publicar el cuarto capítulo de "Nuestras horas felices" dentro de unos días.




Tras separarme de ti, comencé a buscar,
caminando durante más de mil noches.
¿Dónde debería ir? ¿En quién debería confiar?
Mi juramento vacila una vez más.
Me dirijo hacia el anochecer, pero no soy fuerte, no, no soy tan fuerte.
El vasto cielo estrellado ha estado solo desde el momento en el que me giré.
La luz se vuelve oscuridad y la oscuridad se vuelve luz.
Continuarán persiguiéndose hasta el final.
Si mi vida es feliz y vuelvo a sonreir,
haré sonar una campana para hacertelo saber.
Aquellos que perdonan y aquellos que son perdonados,
ambos comparten el mismo dolor.
Esa tristeza que nos recorre tanto por dentro como por fuera,
algún día será sanada en el paraíso.
En la bruma de la mañana hago sonar una campana, pero no llega lejos, no, no llega tan lejos.
Eres como eres, fiel a ti mismo, pero a eso también se le llama soledad.
La luz se vuelve oscuridad y la oscuridad se vuelve luz.
Continuarán persiguiéndose hasta el final.
Si las nubes se vuelven oscuras y el cielo comienza a llorar,
haré sonar una campana y miraré hacia ti.
El mundo es blanco y también negro, pacífico y también hostil.
Cara o cruz, tú y yo, luz y oscuridad, altibajos.
En medio de todo, ¿uniremos nuestras manos algún día?
La luz se vuelve oscuridad y la oscuridad se vuelve luz.
Continuarán persiguiéndose hasta el final.
Si mi vida es feliz y vuelvo a sonreir,
haré sonar una campana para hacertelo saber.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada